Voces desde mi salón

por | May 5, 2022 | Blog | 6 Comentarios

Desde el salón de mi alma

Llevo miles de gracias eternas cosidas al dobladillo de mi corazón. Se forjaron en las trincheras de aquellos silencios rotos que, ocultos del tiempo, secuestraron mi voz, cuando la madrugada corría en círculos y decenas de manos amigas hicieron suyo mi dolor. Llevo un reconocimiento impagable, una cuenta pendiente que quiero expresar hoy.

Pensé que la soledad sería para siempre mi luna y el azar una bribona fortuna que jugaba sus cartas a traición. Por una cara tristeza, por la otra, amargura, lanzaba la moneda al aire siempre con el mismo farol. Era un latido inerte, un hola en ayunas, los mil pedazos sin nombre de una página en blanco esparcidos por el salón.

Echó mi estrella una ojeada, y allí acurrucada compadeciéndome me descubrió, tanteando las sombras ceñudas que en el suelo hacían un brindis al sol. De los escombros desordenados la luz halló pólvora para extraer un filón, porque la noche no todo lo mata, y lo que en ti no ha muerto renace consciente de que la vida, solo es vida, si hay convulsión.

Se ha mudado mi alma a un salón con vistas a los sueños que invocan revolución, atenta a cómo parpadean las aves, a cómo vocean los duendes bajo el escrutinio de mi inspiración. Allí los días se cuelgan del tiempo, allí confisco la primavera que una vez se fugó; allí descansa la noche de su porte inquieto y cede su lecho a la imaginación.

Llevo mi gratitud tatuada con todas esas manos asaltadas por la emoción, con las palabras que brotaron sinceras y cargaron mi mochila cuando su peso me superó. Viaja el agradecimiento en cada texto que creo, en cada cuento que fluye de dentro destapando su vocación: un tributo a los que me dieron su aliento y me ayudaron a recordar la persona que soy.

 

“La gratitud nos hace felices porque
son raras las ocasiones
 en que se nos hace visible.«
Stefan Zweig

 

Relato perteneciente a mi libro «Desde el salón de mi alma» 

Desde el salón de mi alma

Llevo miles de gracias eternas cosidas al dobladillo de mi corazón. Se forjaron en las trincheras de aquellos silencios rotos que, ocultos del tiempo, secuestraron mi voz, cuando la madrugada corría en círculos y decenas de manos amigas hicieron suyo mi dolor. Llevo un reconocimiento impagable, una cuenta pendiente que quiero expresar hoy.

Pensé que la soledad sería para siempre mi luna y el azar una bribona fortuna que jugaba sus cartas a traición. Por una cara tristeza, por la otra, amargura, lanzaba la moneda al aire siempre con el mismo farol. Era un latido inerte, un hola en ayunas, los mil pedazos sin nombre de una página en blanco esparcidos por el salón.

Echó mi estrella una ojeada, y allí acurrucada compadeciéndome me descubrió, tanteando las sombras ceñudas que en el suelo hacían un brindis al sol. De los escombros desordenados la luz halló pólvora para extraer un filón, porque la noche no todo lo mata, y lo que en ti no ha muerto renace consciente de que la vida, solo es vida, si hay convulsión.

Se ha mudado mi alma a un salón con vistas a los sueños que invocan revolución, atenta a cómo parpadean las aves, a cómo vocean los duendes bajo el escrutinio de mi inspiración. Allí los días se cuelgan del tiempo, allí confisco la primavera que una vez se fugó; allí descansa la noche de su porte inquieto y cede su lecho a la imaginación.

Llevo mi gratitud tatuada con todas esas manos asaltadas por la emoción, con las palabras que brotaron sinceras y cargaron mi mochila cuando su peso me superó. Viaja el agradecimiento en cada texto que creo, en cada cuento que fluye de dentro destapando su vocación: un tributo a los que me dieron su aliento y me ayudaron a recordar la persona que soy.

 

“La gratitud nos hace felices porque
son raras las ocasiones
 en que se nos hace visible.«
Stefan Zweig

 

Relato perteneciente a mi libro «Desde el salón de mi alma» 

Puedes hacer una consulta por Whatsapp

¡Hola! Haga clic en mi foto para iniciar un chat por Whatsapp

Matilde Bello

Matilde Bello

Periodista y escritora

online

Pin It on Pinterest

Share This