El eco del primer beso

El eco del primer beso

Cómo olvidar mis manos de gelatina amarrando mi timidez a un confinamiento fugaz y retorciendo la inexperiencia en una cárcel de fresa que, ebria de frenesí, me espoleaba a ser valiente, a mirar el destino de frente, y llevarme mi trocito de eternidad.

Suspiros

Suspiros

Suspiros Imagen de Stefan Keller Vendo suspiros a precio de saldo: media docena por un par de caricias, hasta doce por un gran abrazo, si los quieres por unidades, ofrezco sonrisas a cambio. Los tengo acumulados en el diafragma, esperando turno para salir, de tal...
Regala Navidad, aunque no creas en ella

Regala Navidad, aunque no creas en ella

Regala esencia de compañía a corazones solitarios, abrazos de bienvenida a quienes de pronto se han vuelto extraños; regala cajitas de besos que cantan canciones conocidas al juntar los labios y risas prodigiosas que transforman días vulgares en extraordinarios.

En el país de los sueños

En el país de los sueños

Me acurruco en posición fetal, me amarro con cadenas a ese abrazo dormido, me diluyo entre las sábanas, me abandono a esa somnolienta paz donde ronronea el alma y se mecen los sentidos

Soledad, a tus pies

Soledad, a tus pies

Llegaste envuelta en tu aura de misterio y me dijiste al oído: “Te regalo mi silencio”, y yo que entonces todavía te temía, me pregunté si no sería un regalo envenenado.

Puedes hacer una consulta por Whatsapp

¡Hola! Haga clic en mi foto para iniciar un chat por Whatsapp

Matilde Bello

Matilde Bello

Periodista y escritora

online

Pin It on Pinterest